Que no se te peguen los Espagueti Carbonara

Seguro que más de una vez te ha pasado y se te han pegado los Espagueti Carbonara. ¿A qué da rabia? Os dejamos algunos consejos para que no se os peguen nunca más los Espagueti Carbonara:

Hervir los Espagueti en agua salada

Siempre deberías hervir los Espagueti Carbonara en mucha agua salada. Una medida estándar, es un litro de agua por cada 100 gramos de pasta. Pruébalo y adapta la medida de agua a tus gustos, pero con un litro debería ser más que suficiente. En cuanto a la sal, estaría bien echar una cucharada sopera cada 2 litros de agua más o menos. De nuevo, prueba la medida y adáptala a tus gustos.

Echa un poco de aceite a los Espagueti

También es posible que además de pegarse en el recipiente, los Espagueti Carbonara se peguen entre sí. Esto es fácil de solucionar echando un poco de aceite al agua antes de hervir

Los Espagueti hay que echarlos al agua cuando el agua ya está hirviendo

Los Espagueti hay que echarlos al agua cuando el agua ya está hirviendo

Los Espagueti cuando el agua hierve

Este consejo es de cajón, pero mucha gente no espera a que el agua hierva para echar los Espagueti. Tienes que esperar a que el agua empiece a hervir, espera a que esté burbujeante para echar los Espagueti Carbonara.

Unos Espagueti Carbonara que no se pegan tendrán una pinta exquisita

Unos Espagueti Carbonara que no se pegan tendrán una pinta exquisita

Los Espagueti, al dente

Al dente viene a significar que el centro del Espagueti no está cocido del todo.  Al no estar cocidos del todo, es mucho más difícil que los Espagueti se peguen. Una vez veamos que los Espagueti están al dente, podemos echar un vaso de agua fría sobre el agua hirviendo.

Mueve los Espagueti

Puede parecer obvio, pero es la mayor causa de que los Espaguetis se peguen. Nos descuidamos viendo la tele, hablando por el teléfono y claro, se nos pegan. Aunque sea lo más obvio, que no se os olvide moverlos!

Con estos trucos y un poco de práctica, seguro que conseguiremos unos Espagueti Carbonara perfectos, que no se pegan y nos salen a la primera.

Advertisements

El origen de la pasta

El origen de la pasta.

Ya hemos hablado anteriormente de las teorías sobre el origen de los espagueti carbonara. En esta entrada hablaremos de forma más genérica, hablaremos sobre el origen de la pasta en Italia.

Siempre se ha pensado, y se ha dado por válido, que fue Marco Polo quien descubrió la pasta durante un viaje a China y luego la importó a Italia. Sin embargo, esta suposición ya se ha demostrado como falsa. De hecho, no se sabe a quién a que atribuir dicho mérito.

La primera referencia a la pasta en Italia la podemos encontrar en una tumba etrusca que data del siglo IV ac, en la que se pueden ver relieves en los que se pueden ver utensilios para elaborar la pasta. Además, en la antigua Roma ya se conocía un tipo de pasta, la Lagana, que se combinada con queso. Aunque la comida no era algo cotidiano y mucho menos popular.

Plato actual de Espagueti Carbonara

Plato actual de Espagueti Carbonara

Si nos adelantamos en el tiempo y viajamos hasta el año 1154 (esto es mucho antes del viaje de Marco Polo a China), en una cosmografía del árabe Al-Idrisi se habla de pasta cocida, una pasta similar a los espaguetis actuales. Se habla de ellos como una especialidad en Trabia, Palermo. Se la llama pasta seca de harina de trigo duro, era un alimento básico en la Italia de la época, ya que sus ingredientes estaban al alcance de todo el mundo, incluso de los más pobres, y además se conservaba durante largos periodos de tiempo.

La historia del Espagueti Carbonara

La historia del plato Espagueti Carbonara y de su lugar en la cocina romana es vaga y ambigua. El origen de la Carbonara ha sido objeto de muchos debates, y no se sabe a ciencia cierta su origen. Hay varias teorías, pero todas ellas son meras suposiciones.

La primera, la Carbonara se dice que proviene de los leñadores de los Apeninos de Abruzzo, los cuales hacían carbón como combustible. Cocinaban el plato sobre una base de madera dura con carbón, pero usaban pasta “penne” en vez de Espagueti por que eran más fáciles de cocinar con huevos y queso.

La segunda es obvio que dado el significado de alla carbonara, era un plato al estilo de los mineros de carbón y que era comido por gente que trabajaba en las minas de carbón.

Otra historia es que la escasez de alimentos después de la liberación de Roma en 1944 fueron tan graves que las tropas aliadas repartieron raciones consistentes en huevo en polvo y tocino, y que la población usaba agua para cocinarla y para almacenar la pasta más facilmente.

Espagueti Carbonara

Plato de Espagueti Carbonara

También hay una teoría de que en la provincia de Ciociaria, en la región de Lazio, a mitad de camino entre Roma y Benevento, la pasta era sazonada al estilo napolitano con huevos, tocino y queso pecorino. Durante la ocupación alemana de Roma durante la segunda Guerra Mundial, muchas familias de clase media emigraron desde Roma a esta región para evitar la opresión de la ocupación y descubrieron este plato. Cuando la guerra finalizó, la cocina romana empezó a ganar popularidad en toda Italia y este plato, llamado ya Carbonara, empezó a ser uno de los más populares.

Otra historia sugiere que el famoso restaurante en el Campo Fiori en Roma, tenía en plato “La Carbonara” como su principal especialidad. Aunque el restaurante está abierto desde principios del siglo XX y que el plato ya existía en el Restaurante, este niega cualquier conexión y dice que el nombre surgió por otra razones.

La última historia, y la menos probable, hace referencia a “il nuevo cucchiaio d’argento“, traducido como La cuchara de plata, es un plato que se hizo originalmente con tinta de calamar negro, por eso adquirió ese nombre, ya que el plato era tan negro como el Carbón.

Sin embargo la historia más simple es también la más probable, y es la que nos dice que la Carbonara (y los espagueti carbonara) hna existido desde siempre en el ámbito familiar y en la hostelería local antes de que la cocina Romana le diera la fama que hoy en día posee.